Pueblos y municipios con mala fama digital

(Para imágenes y/o más datos consultar con tel prensa)

Sucesos trágicos, homicidios, noticias perjudiciales o críticas indexadas en Internet se convierten en un estigma digital para la imagen y reputación de buena parte de los 8.116 municipios españoles

El debate en torno al derecho al olvido ha llegado al ámbito municipal; Google y sus más de 250 algoritmos tienen cada vez más capacidad para indexar noticias negativas, sanciones, sucesos sangrientos y vivencias desafortunadas de pueblos y municipios españoles. Se trata de pueblos a quienes Google “no les deja sacar cabeza” y para quienes los motores de búsqueda se han convertido en un estigma capaz de ahuyentar a turistas o inversores. Según la empresa IdentidadLegítima 1 de cada 10 municipios españoles ya sufre al menos 1 contenido perjudicial indexado en los motores de búsqueda.

Uno de los ejemplos más estremecedores lo tenemos en Alcàsser, pequeño municipio de Valencia marcado en la memoria colectiva por los trágicos sucesos que terminaron con la vida de 3 niñas adolescentes, 22 años más tarde y tras teclear la marca municipal en Google sigue apareciendo un largo reguero de noticias negativas que hacen alusión a los dramáticos hechos vividos por este municipio. Al fenómeno se le añade una larga lista de municipios como Puerto Hurraco (Badajoz), Los Galindos (Sevilla), El Salobral (Albacete), La Cornudilla (Valencia) o La Mussara (Catalunya) cuyos principales valores turísticos, ambientales o históricos aparecen “invisibilizados” en los motores de búsqueda, con el consecuente prejuicio turístico y económico debido a la evidente falta de un derecho al olvido en Internet.

En ocasiones se trata de noticias perjudiciales que siguen gozando de una posición dominante en el Top 10 de Google años o incluso décadas después de una tragedia, en otros casos se trata de pueblos marcados por los rumores, supuestas maldiciones o incluso la burla colectiva. La explicación del fenómeno de la distorsión en la red la encontramos en los más de 250 algoritmos de Google cuya base se desconoce al tratarse de patentes registradas. El algoritmo de tiempo, por ejemplo, otorga mayor relevancia a sitios web que gozan de una gran antigüedad. El thrust rank, otorga relevancia a sitios web públicos tales como medios de comunicación o medios institucionales; el de variedad permite que un blog o pequeño foro pueda llegar a escalar hasta el top 10.

La mala reputación digital también afecta a pueblos con denominaciones anómalas y que pueden ser objeto de burla. En otros casos los motores arrojan resultados que no forman parte de la imagen del ente municipal generando un efecto de distorsión como en el caso de El Pozo de las Mujeres Muertas (Asturias); La Degollada (Asturias); Los Infiernos (Murcia); Venta de Pantalones (Jaén); Alcantarilla (Murcia); Corte de Peleas (Bajadoz); Rascafría (Madrid); Peleas de Abajo y Peleas de Arriba (Zamora); Huerta del Rey (Burgos) o los famosos chistes del Epe (Huelva).

En el país vecino un pueblo francés llamado “eu” se ha propuesto como objetivo cambiar su nombre; su reto es aparecer en los motores de búsqueda ya que el término  suele arrojar resultados relativos a la Unión Europea dejando casi “fuera del mapa” al ente municipal.

Para más info e intervenciones > 913804419  www.identidadlegitima.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *